Guatemala, mi primer país de América Central

Fue mi primer viaje a América Central y guardo muy buenos recuerdos. Recuerdos que se convirtieron en vivencias únicas y diferentes de lo que conocía hasta aquel momento. Era la primera vez que veía toda una población vestida en trajes típicos llamados huipil, un pueblo que aún mantiene las tradiciones de sus antepasados.

Me enamoraron sus mercados con tanto colorido, como Todos Santos, Sololá y Chichicastenango. Los poblados del lago Atitlan donde aún mantienen vivas sus costumbres ancestrales como venerar Maximón, un muñeco de trapo y paja. O la magia de Tikal, uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del mundo maya y ver salir el sol desde el Templo V.

Como contraste viaje al Caribe desconocido, lejos de las rutas turísticas, un pequeño paraíso terrenal de cocoteros y playas de arena fina donde la gente todavía hablan garífuna e inglés. Para despedir el año en Antigua, una de las ciudades más antiguas y bonitas de toda América. En definitiva, un encuentro con la historia, la naturaleza, la cultura y la tradición.

Más Vintage

error: Content is protected !!