Emiratos, una primera cata

Estas imágenes pertenecen a mi primer viaje. Regresaba de un gran país, Omán, y al hacer escala en Dubai aproveché la oportunidad para estar unos días y visitar tres de los Emiratos: Dubái, Sarjah y Abu Dabi.

Y, realmente, para ser la primera vez no me desagradaron. De Dubái quiero reseñar el lujo de los grandes hoteles, y en especial, el de siete estrellas, el Burj Al Arab, donde me autoinvité a una merienda el día de mi cumpleaños con el suculento precio de 87 €, la manera más económica de entrar. También quiero mencionar la sofisticación de los centros comerciales, los barrios donde viven los inmigrantes o el hecho de ver en construcción la torre más alta del mundo, Bur Dubai, a la cual durante mi segundo viaje (ver “Países”) ya pude subirme.

Por lo que respecta a Abu Dabi, pues otra sorpresa, teniendo el placer de descubrir el lujo del segundo hotel de siete estrellas de los Emiratos, el Emirates, éste más accesible. Además, fui testigo de la construcción de la mezquita más lujosa del mundo, Sheikh Zayed, que también durante mi segundo viaje ya estaba rematada.

Más Vintage

error: Content is protected !!