Primeros pasos en la Antártida

Ante mí, la bahía de Cuverville. Justo, en ese instante, acababa de pisar por primera vez el continente antártico. Todo eran emociones a flor de piel. Al final mi sueño se cumplía después de tantos años no siendo más que un estimulante sueño. Un regalo de los Dioses.

 

Más Vídeos

error: Content is protected !!